Georadar para aplicaciones geofisicas 

 

  • Capas de estratosgeophysical6-2

  • Agua Subterránea

  • Masa de raices

  • suelo Perturbado

  • Madera Enterrada

  • Bedrock

  • Rocas

  • Cambios en la densidad

  • Reemplazo de rellenos

La evaluación correcta de los datos GPR para fines geofísicos suele depender de la antena de baja frecuencia, lo que significa una mayor profundidad para determinar la composición del lecho de roca que se encuentra por debajo del suelo. Además, las aplicaciones geofísicas suelen utilizar la integración GPS para crear conjuntos de datos más significativos.

Las capas de estratos

El Georadar ayuda en la identificación de estas diferentes formaciones de roca y suelo. Los datos del Georadar tambien pueden mostrar la profundidad en la Tierra hasta la que estas capas llegan y dan pistas de las las fuerzas que les han dado forma.

Base
El Georadar ayuda a los científicos a determinar la profundidad de la roca madre que desean estudiar. La identificación de la roca madre tiene muchas implicaciones, no sólo para las ciencias naturales, sino también la ingeniería civil. El Bedrock es crítico para la construcción de estructuras seguras y estables.

Las aguas subterráneas

El Georadar puede ser útil para la gestión de las aguas subterráneas. El agua subterránea se encuentra debajo de la superficie de la Tierra y está contenida en el suelo poroso, así como grietas en las rocas. El agua subterránea es importante porque tiene muchos usos para la vida moderna, incluyendo la agricultura, la industria, y como fuente de agua para los municipios.

El Georadar puede ayudar a localizar fuentes de agua subterránea.

La serie 100 y Q25 de USRADAR ofrece la mayor profundidad de penetracion para estudios geofisicos.