Preguntas Frecuentes

como funciona

Casi. El Radar es la única tecnología de percepción remota que puede detectar tanto materiales conductores y no conductores.
A pesar de que el radar puede ver fácilmente los materiales conductores como el metal y el agua salada, no puede ver a través de ellos. Además, el hormigón es conductor cuando está fresco, pero se vuelve no conductor a medida que se cura.
como funciona

En pocas palabras, el Georradar muestra lo que está en el otro lado. Mueva lentamente la unidad sobre el medio que desea investigar, como una pared, piso de concreto, carreteras o cualquier otra superficie no conductora. La antena del Georradar envía pulsos de energía de RF de espectro ultra amplios a través del medio en cuestión, al volver a la antena crea una imagen del subsuelo en la interfaz del operador. Para usted, es así de simple.

 

El Georradar tiene los mismos principios básicos que un detector de metales. Un detector de metales envía energía a la Tierra en hasta 17 frecuencias. Cuando esa energía se encuentra con un objeto metálico, es traducido a un tono reconocible. El Georradar envía miles de frecuencias que se devuelven a la antena y traducen la definición de composición del material en el subsuelo.

 

El Georradar es sensible a los cambios en la composición de material. La detección de estos cambios requiere el movimiento. En el caso del radar de control de tráfico aéreo, los objetivos están en movimiento, por lo que un transmisor fijo funciona. En el caso del Georradar, estamos buscando objetivos fijos, por lo que es necesario mover el radar para detectar el objetivo.

No pot of gold

El Georradar está diseñado para mostrar las diferencias en la composición del material. Se puede utilizar para localizar cualquier objeto que tiene una composición diferente a las de los materiales circundantes. Por ejemplo, un tubo de PVC tendrá una composición diferente que el suelo circundante. Los vacíos y excavaciones que se han llenado intencionalmente también tienen diferentes composiciones que el suelo circundante. Sin embargo, no sabemos que son realmente los materiales que se ven en la imagen. Por esta razón, no es adecuado para localizar oro, piedras preciosas o tesoro.

 

Un error común es pensar que el tamaño de la antena afecta la cantidad de área cubierta. No es el caso. El tamaño de la antena se relaciona con la frecuencia de la antena y, por lo tanto, a la profundidad que puede penetrar. A pesar de que la señal de una antena de Georradar se propaga en la dirección del recorrido, la anchura lateral que se escanea por pasada es relativamente pequeño independientemente de la antena utilizada. Además, los objetivos son más fáciles de identificar con Georradares cuando la trayectoria de sondeo es perpendicular a la orientación del objetivo. Por esta razón, los estudios topográficos por lo general se llevan a cabo en una cuadrícula (rejilla) en dos direcciones perpendiculares:

grid2 GPRgrid1 grid3

Un patrón típico de sondeo Georradar para paredes y suelos

Un patrón típico de sondeo Georradar para estudios topográficos sobre el terreno Un patrón típico de sondeo Georradar lo largo de una propuesta de trincheras

El espaciado de la grilla es determinado basándose en el tamaño de los objetivos que estamos identificando y de qué tipo de resultados van a producirse a partir del estudio. los espaciamientos típicos de la grilla pueden ser de 0,30 m, 0,9 m, 1,5m , 3 m, 6 m en estudios topográficos del terreno y entre  2,5 cm y 30 cm para paredes y pisos.

La velocidad en la que los datos pueden ser recolectados en un estudio está limitada por dos factores:

1) El tiempo ocupado en la interpretación de los datos en tiempo real y /o gastado haciendo el marcado en el lugar.

2) El Georradar es capaz de capturar los datos a velocidad de autopista , por lo que la principal limitación práctica es mantener la antena en suave contacto con el suelo.

La profundidad de sus resultados estará determinado por tres factores:
• El tipo de suelo
• La frecuencia de la antena
• El tamaño del objetivo

 

La señal del Georradar se atenúa o se absorbe de manera diferente en diferentes condiciones de suelo. Arcillas húmedas densas son el material más difícil de penetrar, mientras que la arena limpia y seca es la más fácil. Antenas de frecuencia más bajas producirán una mayor profundidad de penetración, sin embargo, el tamaño mínimo del objeto que es visible al radar aumenta a medida que disminuye la frecuencia de la antena.
treasure
Capacidades de la antena
Antena Penetración aproximada en arcilla húmeda densa Penetración aproximada en Arena seca limpia Ejemplo del objeto mas pequeño visible
100 MHz 20ft (6m) 60ft+ (18m+) Tunel @ 60ft (18m) profundidad

2ft (60cm) tubería@ 20ft (6m) profundidad

250 MHz 13ft (4m) 40ft (12m) 3ft. (90cm) tubería@ 12m

6in. (15cm) tubería@ 13ft (4m)

500 MHz 6ft. (1.8m) 14.5ft. (4.4m) 4in. (10cm) pipe @ 4m

3/16 in. (0.5 cm) Manguera 1.8m y menos

1000 MHz 3ft (90cm) 6ft (1.8m) 3/16 in. (0.5 cm) manguera@ 3ft. (90cm)

Malla de alambre, poco profunda

2000 MHz .5 ft. (15cm) 2ft. (60cm) Línea de pesca  de monofilamento

La antena de 500 MHz es la antena que es más ampliamente utilizada para la localización de los servicios públicos (utilities).

La antena de 1000 MHz es la más utilizada para la localización de las barras de refuerzo y los servicios públicos en las paredes y pisos.

Cabe notar que en muchos casos, si no es posible penetrar a la profundidad de un objetivo enterrado debido a las condiciones del suelo, es posible igual normalmente poder detectar la tierra perturbada por la excavación inicial.

Generalmente, el Georradar revelará el posicionamiento horizontal de los objetivos en sus ubicaciones exactas, sin embargo, hay un número de factores que pueden afectar la exactitud de las mediciones de profundidad.
La velocidad de la señal de radar depende de la composición del material que está siendo penetrado. La profundidad hasta un objetivo se calcula basándose en la cantidad de tiempo que tarda la señal de radar que se refleja de vuelta a la antena.
Las señales de radar viajan a diferentes velocidades a través de diferentes tipos de materiales. El contenido de humedad del material afecta también a la velocidad de la señal.
Por lo general, no es posible saber la velocidad exacta a la que la señal de radar viaja a través de un material, sin embargo, generalmente es posible estimar esta dentro de +/- 10%.
Es posible utilizar una profundidad a un objeto conocida para determinar una velocidad precisa y por lo tanto calibrar los cálculos de profundidad. Esta técnica sólo funciona bien sin embargo, cuando el material que está siendo investigado tiene una composición consistente como el hormigón.
Al investigar subterráneo, la limitación ineludible es que debido a las diferencias naturales en la composición de las capas geológicas, la velocidad exacta variará de un punto al siguiente. Hay algunas técnicas para el modelado de las variaciones en la velocidad a lo largo de la trayectoria de un sondeo, sin embargo, en última instancia, todos estos son estimaciones y ninguno es completamente preciso.

monocline